Durant un 1 d’agost. A un pis en el que està a punt de destruir-se el seu interior per a remodelar-lo. Un pilot d’avió, una interiorista i tres dissenyadores de roba interior, recreen les condicions d’una suposada cultura, mentre els visiten una cabra, una hipnotitzadora, un fotògraf i dos senyors.

August 1. In a flat which is about to be destroyed in order to remodel its interior, an airplane pilot, an interior designer and three underwear designers recreate the conditions of an alleged culture, while being visited by a goat, a hypnotist, a photographer and two gentlemen.

Durante un 1 de agosto. En un piso que está a punto de destruirse su interior para ser remodelado. Un piloto de avión, una interiorista y tres diseñadoras de ropa interior, recrean las condiciones de una supuesta cultura, mientras los visitan una cabra, una hipnotizadora, un fotógrafo y dos señores.

すぐに

 

 

----------------------------------------------

Produït amb el suport de Cristina Carulla. 

Col·laborador: Pablo Ricciardulli

Ajudant: Sol Diéguez.

----------------------------------------------

El poder no es condenable, todo depende se sus medios y de sus fines. Ubicado como obertura, el apólogo de un príncipe que se cree un gallo que a su vez se hace pasar por un príncipe nos lo hubiera debido advertir: para sobrevivir y para actuar, siempre será preciso que el poder simule, que consienta en dar algún rodeo. Porque librado a sí mismo - como Zishe de vuelta en el pueblo -corre el riesgo de ser devorado crudo. Debe pues revestirse de una máscara, entrar en la ficción de un rol. Pero en eso consiste la crueldad de la fábula: el ardid puede desembocar en un engaño, que pierde la fuerza haciendo que sirva a la causa del enemigo.

(…) el rey no puede estar desnudo, le hace falta un disfraz. Será un bufón o un usurpador, el amo de ningún otro reino que no sea una duplicidad o un truco. Su gobierno, a lo sumo dependerá de un espejismo.

Manual de supervivencia, Werner Herzog.